Cómo hacer tierna la carne

A veces nos dan una carne excesivamente dura. Pero hay algunos trucos que permiten hacer que la carne quede más tierna cuando la cocinamos.

Trucos, consejos para el manipulador de alimentos a la hora de tratar carnes duras:

  • Dejar la carne macerar un par de horas en una mezcla de leche y yogur.
  • Otro método: untar o embadurnar la carne con una mezcla de aceite y vinagre a partes iguales y se deja reposar durante un par de horas, a la carne no le quedará gusto a vinagre. No obstante, yo prefiero un “masaje” a la carne combinado con una mezcla seca de las hierbas y especias que se van aplicando a la carne cruda. Esto les permite penetrar y dar sabor a la carne si el manipulador de alimentos los deja durante un período de tiempo largo, generalmente durante la noche en el refrigerador.
  • Utilizar ablandadores de carne naturales como la papaína. La papaína se extrae de la papaya y es de efectos milagrosos como ablandador de carne. Es también un digestivo extraordinario. En su defecto, el manipulador de alimentos puede utilizar jugo de piña que también tiene efectos ablandadores muy buenos y mejora el sabor de la carne (con jugo de piña dos hora en el frigorífico)
  • Si es carne de buey y nos la han vendido muy dura, algunos golpes, pueden ayudar a ablandarla. Para ablandarla partir golpear cortándola antes en rodajas finas, utilizando un mazo de carne. La acción del manipulador de alimentos es la de aplanar golpeando la carne y rompiendo algunas de las fibras y los tejidos conectivos.
  • Para algunas carnes utilizo la cerveza. Las dejo en cerveza y además ganan mucho en sabor… (1 lata de cerveza durante una hora)
  • El manipulador de alimentos ha de saber que el corte es importante. Las carnes vacunas más tiernas y jugosas se deben cortar por lo menos con un grosor de unos 2,5 cm.
  • En la compra seleccionar filetes de ternera o vacuno que tengan un veteado bonito; serán más tiernas y sabrosas carnes muy magras.
  • La forma de hacerlos también es importante. Los Filetes deben ser cocinados por el manipulador de alimentos a fuego alto. Sellando las partes externas y facilitando el conservar los jugos naturales de la carne. Para evitar que se convierta en un filete duro y seco, no hay que quemarlo. Hay una línea muy fina entre el bien hecho y seco, así que si prefieres la carne bien hecha, ten cuidado en no pasar esa línea.
  • Otro truco que da muy buenos resultados consiste en envolver unas capas delgadas de tocino o beicon en torno a los cortes de carne de vacuno. Parte de la grasa del tocino se va derritiendo mientras se hace, y además de añadirle humedad y sabor a la carne, sirve como un ablandador natural muy bueno.
¿Te parece interesante? ¡Compártelo!

Deja un comentario